Fernanda tiene Síndrome de Down y actualmente cursará 7º básico. Su familia cree plenamente en la inclusión, pero sabe que esta empieza por casa. Esta es su historia.

Como familia orgullosa, tenemos a Fernanda. En la actualidad tiene 13 años y ha vivido la inclusión al 100%. Desde pequeña participó en un ambiente inclusivo, sala cuna, jardín infantil y este año en su colegio cursará el 7° básico, en el colegio Santa María de Maipú, que no siendo un colegio inclusivo, acepta estudiantes con distintas capacidades. Desde que nació Fernanda la hemos hecho participe de todas las actividades familiares, escolares y extra programáticas, como por ejemplo en clases de violín, patinaje artístico, etc.  

Como experiencia puedo decir que la inclusión comienza por casa. Si las personas ven que a nuestros hijos los aceptamos tal cual son, que tienen un valor incalculable, sumado a una disciplina constructiva y de apoyo con amor, ellos pueden lograr todo lo que se les presente.  

Sin duda, la estimulación es primordial desde el comienzo de la vida de nuestros hijos y esto no debe acabar nunca en la vida. Cada vez que se pueda hay que estimular, en todas las instancias. Nunca prohibir por no atreverse a hacer cosas.  Como experiencia de vida afirmamos que a nuestra Fernanda  hay situaciones que les provoca frustración por no lograrlas, pero como familia insistimos en que las puede hacer. 

Ella siempre tiene retos y nunca se da por vencida.

Doris Espinoza
Mamá de Fernanda

Cerrar menú