En momento difíciles, de malestar social y político, es fácil asumir que los niños pequeños no comprenden lo que está sucediendo.  Pero una cosa es segura, los niños son muy sensibles y perciben muy bien cómo se sienten sus padres.  Son muy conscientes de las expresiones en los rostros de sus padres y el tono de sus voces.

Por Pilar Cuéllar, psicóloga infantil y relatora de Fundación Mis Talentos

1. Ayudar a los niños a sentirse más seguros. El juego es una de las formas importantes que tienen los niños pequeños para lidiar con sus preocupaciones.  

2. Cuando los niños están asustados y ansiosos, pueden volverse más dependientes y temerosos, con estos comportamientos buscan seguridad. Es importante detectar sus necesidades emocionales y contenerlos.

3. Apagar la televisión, cuando hay algo trágico en las noticias. Esto favorece tanto al niño como al adulto, exponernos a tantas tragedias puede hacernos sentir desesperanzados, inseguros e incluso deprimidos.  

4.Hablar y escuchar, en caso de que hagan preguntas, nuestra mejor respuesta puede ser preguntarles: «¿Qué crees que pasó?»  Si la respuesta es «No sé», entonces la respuesta más simple podría ser algo como: «Estoy triste por las noticias y estoy preocupado. Pero te amo y estoy aquí para cuidarte».

5. Validar y aceptar los sentimientos. Dejarle saber a los niños que está bien sentirse triste y asustado, ciertamente no necesitan escuchar todos los detalles de lo que nos pone tristes o asustados, pero si podemos ayudarlos a aceptar sus propios sentimientos como naturales y normales, de esta forma serán mucho más manejables para ellos.

Cerrar menú