Escúchalos; Conoce la realidad con respecto a la Educación Inclusiva desde la mirada de los mismo protagonistas.

Testimonios
lunes, 24 de julio de 2017

Encontrar el lugar adecuado dónde estudiar fue más difícil que el diagnóstico

Para Catalina Cartajena y su familia, la inclusión escolar ha sido un camino difícil. El colegio que los acogió durante los primeros años, sólo llega hasta Séptimo Básico, lo que significa que el próximo año se quedará sin establecimiento escolar. Acá está su historia. 



Hola me llamo Catalina Cartajena, tengo 13 años, vivo con mi papá, con mi mamá y mi hermano mayor José Tomás, que tiene 17 años.

Cuando nací, mis papás no entendían qué significaba que yo tuviera Síndrome de Down, se enteraron del diagnóstico en el parto. No sabían qué iban a hacer conmigo, si podría caminar, hablar o ir al colegio. Algunas personas les decían que yo no iba a ser como un mueble, sin iniciativa, más bien que era una bendición y que si Dios me había enviado a esta familia, era porque soy especial.

Al mes de nacida, mis papás después de mucho investigar, me llevaron a la Cruz Roja de Vitacura- En ese lugar les dijeron que debían empezar el proceso de estimulación lo antes posible, así fue como allí estuve hasta los cinco años y en paralelo estuve en jardín infantil.

Cuando salí del centro de la Cruz Roja y del jardín, era importante para mis papás buscar un colegio, para comenzar la etapa escolar. Para ellos encontrar el lugar indicado fue más difícil que cuando nací. No sabían dónde llevarme, a un colegio especial, a un colegio con inclusión o un colegio como el de mi hermano. Visitaron de todo. Cuando fueron a ver los colegios especiales, quedaron choqueados. Dijeron "esto no es para mí". Por otra parte, colegios con inclusión no pudieron encontrar, los costos eran muy altos, lejos del presupuesto familiar. Finalmente después de mucho recorrer, la decisión fue que ingresara a un colegio tradicional. Se decidieron por el colegio Aida Ramos de la comuna Pedro Aguirre Cerda. Cuando se entrevistaron con el director, se sintieron muy acogidos, en el colegio ya eran inclusivos de forma autodidacta, había niños con discapacidad visual, con Síndrome de Down, con discapacidad física, no éramos más de 5 niños con NEE.

Los profesores no tenían ningún conocimiento de trabajar con nosotros, pero estaban súper motivados en poder ayudarnos a avanzar. Mis papás se incorporaron activamente para apoyar a los profesores a armar formas de estudio que nos facilitaran el cómo aprender, mis compañeros me ayudaban y me integraban a todas las actividades.

Después de ver los resultados, el año 2012, el director del colegio junto a los profesores, decidieron formalizar lo que estaban realizando de forma autodidacta con nosotros, con lo cual se incorporaron al Programa de Integración Escolar (PIE), el objetivo era contar con mayores herramientas y profesionales que nos ayudaran, con esto llegaron más niños con NEE permanentes y transitorias.

Hoy todavía no leo y me cuesta hablar para que todos me entiendan, pero mis papás están seguros que lo lograré con su ayuda, con la ayuda del colegio y la ayuda de mis compañeros.

Por mi futuro escolar, mis papas están preocupados, estoy en Séptimo y mi colegio llega sólo a Octavo Básico. Quieren que siga estudiando, pero tienen súper claro que no puede ser en cualquier lugar, por lo que están buscando dónde puedo seguir. Si bien,  todavía no encuentran, no importa, aún queda tiempo y segura que encontrarán alguna solución. Por ahora me siento feliz e integrada en donde estoy.
 


lunes, 29 de julio de 2019

Alba y los 100 pasos: La obra teatral inclusiva para toda la familia

Desde el el 19 de julio está en la cartelera del GAM Alba y los 100 pasos, una niña que terminará siendo la heroína al enfrentar sus miedos y anhelos.

lunes, 22 de julio de 2019

Más inclusión: las reformas que sí nos convocan

Esta carta al director, enviada a El Mercurio y difundida este fin de semana, fue firmada por Mis Talentos junto a más de 20 representantes de ONG e investigadores del área de educación.

viernes, 17 de mayo de 2019

Día Mundial contra la homofobia: que el ser diferente no signifique vivir un estigma

"Hacer visible la realidad LGBTI no es una cuestión solamente política. No sólo es una cuestión de derechos fundamentales, como el derecho a vivir. Es un mandato ético que nos obliga -o debería obligar- a pensar un mundo en el que ser diferente no signifique vivir un estigma". Lee la columna del relator de Fundación Mis Talentos, Pablo Salinas, a raíz del Día Mundial contra la homofobia.