Escúchalos; Conoce la realidad con respecto a la Educación Inclusiva desde la mirada de los mismo protagonistas.

Testimonios
jueves, 03 de marzo de 2016

"Con lo mínimo, se puede ser feliz"

Raimundo ya tiene 13 años y lleva la misma cantidad luchando junto a su familia. Luego de ser rechazado de 8 colegios, por fin encontraron el lugar donde él es uno más.



Raimundo es nuestro primer hijo. Jamás esperamos una noticia como la que nos dieron a los 9 meses de haber nacido, donde nos contaron que tenía parálisis cerebral. Fue un largo recorrido de neurólogos y especialistas, sin ningún resultado concreto. Fue tan largo el proceso de determinar que era lo que tenía, que al recibir la noticia fue muy doloroso, pero al mismo tiempo muy tranquilizador: teníamos un diagnóstico y habían cosas que podíamos hacer para sacarlo adelante.
 
Llegamos a un centro neurológico infantil llamado Amancay, donde recibimos nuestros primeras contenciones y nuestro campeón, sus primeras rehabilitaciones. El daño era motor y cognitivo, por lo tanto partimos con kinesióloga y terapeuta ocupacional.
 
Como papas teníamos mucho miedo e incertidumbre, pero al paso del tiempo, nuestro campeón nos fue enseñando lo que era la perseverancia, sus ganas de luchar y estar siempre más arriba de las expectativas de los médicos y especialistas.
 
Llego el minuto de las postulaciones a los colegios y claramente ese ha sido el duelo más grande que hemos vivido: el rechazo directo de 8 colegios.
 
Gracias a Dios llegamos a un excelente colegio con inclusión, Santa Cruz de Chicureo,  donde el apoyo -tanto de los profesores como el de los niños- ha sido extraordinario. Raimundo es uno más y es eso lo que nosotros buscábamos: que no fuera mirado como "distinto".
 
Raimundo en el colegio tiene adecuaciones curriculares y apoyo en sala, lo que hace más fácil su proceso de inclusión.
 
Los miedos que tenemos en este minuto es que sus compañeros están más grandes y tienen otros intereses, pero estamos con toda la energía de seguir luchando para poder incluirlo en lo que más podamos.
 
Él es un niño extremadamente sociable ¡donde es plenamente feliz!
 
No es por que sea nuestro hijo, pero él tiene una capacidad de caerse y levantarse impresionante. Es un niño seguro de sí mismo y nos ha enseñado a todos como familia que con lo mínimo, se puede ser feliz. Muy feliz. 

Catalina Barros,
Mamá de Raimundo.


jueves, 14 de septiembre de 2017

Hacia la comprensión del TDAH en el colegio

Niños inquietos, impulsivos a los que les cuesta concentrarse, son parte de las características de quienes tienen Trastorno de Défict Atencional con Hiperactividad (TDAH) una condición neurólogica mucho más frecuente en niños que en niñas (la relación es 4-1). Al igual que con otros casos de niños con necesidades educativas especiales, los colegios que reciben alumnos con TDAH deben adecuarse y generar estrategias que permitan la mejor inserción de quienes tienen esta condición. 

Fuente. Mundo TDAH

jueves, 14 de septiembre de 2017

Educar en la inclusión

La consigna es siempre educar desde la igualdad, pero reconociendo la diferencia, aceptándola, enseñando a respetarla y amarla en tanto el contacto con lo distinto es una fuente de riqueza incomparable.

Fuente: La Nación Argentina

jueves, 07 de septiembre de 2017

No conozco a una persona que sufra por el síndrome de Down

"Yo no conozco a una persona que sufra por el síndrome de Down, sufre por la discriminación que conlleva tener síndrome de Down" señaló el profesor español Ignacio Calderón en una conferencia que trataba el tema de la inclusión educativa. En este texto, nos llama a reflexionar sobre cómo los profesores y también en parte los padres, tienden a estigmatizar y a cosificar a quienes tienen alguna condición distinta. "No leemos la realidad, la construimos y como familiares tomamos postura"