Léelos; Te presentamos una serie de artículos que generan una amplia mirada al contexto en el que se desenvuelve la educación y los niños con Necesidades Educativas Especiales.

Artículos
jueves, 14 de septiembre de 2017

Hacia la comprensión del TDAH en el colegio

Niños inquietos, impulsivos a los que les cuesta concentrarse, son parte de las características de quienes tienen Trastorno de Défict Atencional con Hiperactividad (TDAH) una condición neurólogica mucho más frecuente en niños que en niñas (la relación es 4-1). Al igual que con otros casos de niños con necesidades educativas especiales, los colegios que reciben alumnos con TDAH deben adecuarse y generar estrategias que permitan la mejor inserción de quienes tienen esta condición. 

Fuente. Mundo TDAH



Cuando tienes TDAH vas al colegio, como los demás. Y los días en el cole los pasas rodeado de muchos niños y profesores, que en su gran mayoría viven ajenos a la realidad del TDAH. Ajenos a tu realidad. Ajenos a los problemas para colaborar en tareas, en concentrarse, las interrupciones, la dificultad para aceptar las normas o compartir y respetar los turnos. Ajenos a la falta de organización, planificación y a la constante frustración y angustia.

Si las personas que te rodean no saben de tu trastorno y no tienen información sobre el TDAH, lo más fácil es que te etiqueten como mal alumno, un vago o incluso que piensen que eres poco inteligente.

Por mucho que los padres se esfuercen en casa, por apoyar a su hijo, que le ayuden a organizarse, que pongan en marcha mecanismos útiles que ayuden a un mejor manejo del TDAH, si no existe una colaboración por parte de los profesores y del colegio, los esfuerzos que se realicen van a quedarse siempre a medio camino.

La mayoría de los niños con TDAH en edad escolar tiene dificultades académicas y/o en la relación con sus compañeros. Con frecuencia presentan deberes incompletos, poco organizados y con errores, interrumpen la clase y se distraen con facilidad. Estos problemas para el aprendizaje y el fracaso escolar es el motivo por el cual aproximadamente un 30% de los niños con TDAH pierde algún curso, al igual que pueden presentar mayor fracaso académico y no llegar a terminar sus estudios.
 
Los problemas escolares pueden variar en función del subtipo de TDAH o del grado de afectación que tenga el niño, de manera que aquellos con predominio combinado de inatención e hiperactividad tienden a estar más afectados en áreas relativas al funcionamiento social y suelen ser más frecuentemente rechazados por los compañeros en comparación con otros niños con TDAH principalmente inatento. Es fundamental entender la importancia de la individualización cuando se habla de TDAH para  ayudar a estos niños de forma efectiva a desarrollarse en el ámbito escolar y social.
 
El fracaso escolar puede deberse no sólo a las propias dificultades organizativas, de planificación o atención, que se deben a las alteraciones ejecutivas propias del TDAH, sino también por las dificultades propias que comportan los trastornos específicos del aprendizaje que con frecuencia están asociados al TDAH como la dislexia o la discalculia.

Informar en el colegio sobre el diagnóstico de TDAH puede ser un primer paso hacia una colaboración por parte de los profesores. Y es que es importante que al menos haya una persona (entre sus profesores) con la que el niño tenga una relación positiva. Cuanto mayor conocimiento tenga el profesor sobre el TDAH y de las circunstancias particulares del niño, mayor será la probabilidad de que haya una colaboración efectiva por su parte.
 
Puede ser de gran ayuda que convoques una reunión con el/los profesores de tu hijo tan pronto como sea posible, o antes de que el niño comience en un colegio nuevo, para explicar el TDAH y cómo se diferencia de otros trastornos o problemas de aprendizaje. Les puedes facilitar alguna fuente de información rigurosa donde ellos puedan también buscar sobre el trastorno.También les puedes explicar cómo afecta el TDAH a tu hijo y cómo puede influir en su comportamiento y su vida académica.
 
Si fuese imposible concretar esa reunión, puedes optar por escribir una carta al profesor o al colegio, explicando lo que el TDAH supone para tu hijo. Aquí te ofrecemos un ejemplo que puedes utilizar como guía para construir tu propia carta.
 
En los últimos años, hemos trabajado junto con sus profesores para encontrar estrategias que ayuden a conseguir buenos resultados académicos. Por lo que a continuación hemos preparado una lista de cómo los síntomas del TDAH pueden afectar a su comportamiento y rendimiento académico, con el objetivo de que le entienda mejor y pueda desarrollar mecanismos que le ayuden en clase.
 
– A [nombre del niño] le resulta muy difícil permanecer sentado durante periodos largos, por lo que sería de gran utilidad que le pudiese dar la oportunidad de moverse por la clase de vez en cuando.Por ejemplo, puede ser el encargado de limpiar la pizarra, de repartir los ejercicios o de recoger los libros.
 
– Es extremadamente impulsivo/a y en ocasiones actúa sin pensar. En casa, hemos llegado a un acuerdo y hemos establecido una señal entre nosotros para recordarle que debe considerar lo que está haciendo y de esta forma evitar que interrumpa a los demás o que de respuestas fuera de lugar. 

Para seguir leyendo pincha AQUÍ
 


miércoles, 08 de agosto de 2012

Mi Hijo tiene Necesidades Educativas Especiales

Anónimo

Oscar, mi hijo, tiene Necesidades Educativas Especiales, igual que casi un millón de niños en Chile. Es un niño hermoso, alegre, y nos comemos a besos todas las mañanas. Le encanta jugar con legos, dinosaurios, autitos y sus cuentos. Pero es, como me dijo uno de sus especialistas, como una casa sin terminar.

lunes, 22 de julio de 2013

"Paso a paso con Kukui"

Conoce el testimonio de Ester, madre de "Kukui", quién posee TGD. Si quieres contarnos tu historia, escríbenos a contacto@mistalentos.cl y nos comunicaremos contigo.

jueves, 03 de marzo de 2016

"Nunca se da por vencida"

Fernanda tiene Síndrome de Down y actualmente cursará 7º básico. Su familia cree plenamente en la inclusión, pero sabe que esta empieza por casa. Esta es su historia.