Léelos; Te presentamos una serie de artículos que generan una amplia mirada al contexto en el que se desenvuelve la educación y los niños con Necesidades Educativas Especiales.

Artículos
miércoles, 14 de mayo de 2014

Mónica Rincón en revista Cosas: "No pedimos un favor. Es un derecho"

La conductora de noticias de CNN Chile vive con total entrega no sólo su profesión, sino también otra causa, con una motivación mucho más personal: lograr en Chile una mayor inclusión de los niños con capacidades diferentes.

Por: Bernardita Cruz / Fotos: Sebastián Utreras



 Cada día, Mónica Rincón se encarga de relatar todo el acontecer nacional e internacional a través de las pantallas de CNN Chile. Las noticias son su vida… aunque aclara desde un comienzo que, como periodista, se niega a ser protagonista de ellas. “Cuando murió Raquel Correa, dije que una de las cosas por las que yo la admiraba más era porque nunca había sido noticia por su vida personal. Creo que los periodistas sólo deberíamos ser noticia por nuestro trabajo. Por lo general, en mi caso ha sido así. Claro, a veces se ha hablado cosas más personales, pero no dependía de mí evitarlo”, comenta.

Es que ella está consciente de que, en el último año, varios acontecimientos tristes la han hecho estar presente en la prensa. Primero, sufrió una grave asalto y a fines de 2013 perdió a su pequeña hija Clara, quien tenía Síndrome de Down, algo que para ella era un factor genético más... tal como tener los ojos azules.

–¿Te ha molestado que se haya hablado de esas cosas personales?

–Mmm… A veces me ha molestado sobre todo el enfoque. Comprendo que para algunos puede que sea noticia si me asaltan, pero no creo que lo sea el tipo de auto que me roban. Piensa en la cantidad de gente que es víctima de la delincuencia, no creo que porque yo sea un poco conocida en mi caso sí sea noticia.

“Eso sí, debo reconocer que en el tema de mi hija, hubo mucho respeto por parte de los medios. Eso lo agradezco y creo que también es porque yo he puesto los límites”.

–¿Te han propuesto mucho traspasar ese límite?

–Sí, muchas veces. Hay gente que te pone en una disyuntiva súper falsa: si no hablas es porque no quieres ayudar a los demás contando tu experiencia. La ayuda que puedo entregar la hago uno a uno, con otras familias. Claro que eso es lo que considero bien para mí… no soy nadie para criticar el actuar del resto.

“Creo firmemente que en mi caso puedo ayudar de otra forma. Por ejemplo, estoy trabajando en el tema de la inclusión en Chile para las personas con capacidades diferentes. Tanto en fundaciones, en el debate público, como en distintas iniciativas. Pero mi vida privada queda fuera. Yo sé que para muchos puede ser difícil de entender… pero ésa es mi opción”, reflexiona Mónica.

–¿Pero pudiste sentir el apoyo de la gente a través de los medios de comunicación y de las redes sociales cuando pasaste por un momento tan difícil como fue perder a tu hija?

–Agradezco el cariño de la gente, lo sentí y no sólo en ese episodio de mi vida. Siento que la gente sí respeta e incluso valora que uno no quiera hablar de su privacidad… Eso se agradece.

–Comenzaste a trabajar en estos temas antes de que naciera tu hija y después lo viviste en carne propia con ella… ¿Qué falta en Chile para que exista realmente la inclusión?

–Fui una privilegiada respecto de cómo viví todo lo de Clara y por haberla tenido. Quienes podemos contar con los recursos materiales, pero sobre todo familia y amigos que apoyen, y en mi caso, además un marido excepcional, somos muy afortunados.

“Pero falta mucho en el tema de la inclusión. Sobre todo en cuanto a la educación. En Chile, 1 de cada 5 niños tiene necesidades educativas especiales. Porque tienen desde dislexia, Síndrome de Down, autismo o porque andan en sillas de ruedas. Muchos de ellos no están yendo a clases y otros están recibiendo una educación que no les está permitiendo desarrollarse. Eso es una vergüenza nacional. No hay reforma educacional que valga si deja atrás a miles de niños y jóvenes”, señala. Y agrega: “Echo muchísimo de menos que ese debate no esté dentro de la agenda de los políticos. Y además cuando uno escucha las razones de distintas personas del porqué eso es así, da más rabia… porque muchos dicen que el problema es que es muy caro. Yo me pregunto… cuando estaban los mineros encerrados, eran 33, ¿a alguien se le ocurrió pensar en los costos para sacarlos de la mina? Hay cosas que son deberes éticos, que trascienden a la plata.
“Los papás que hemos tenido o que tienen en su familia a alguien con capacidades educativas especiales no están pidiendo un favor para sus hijos… ellos están exigiendo un derecho. La sociedad tiene un deber incumplido con estos niños y jóvenes”, asegura.

–¿Qué implica concretamente la inclusión?

–Emparejar la cancha. Una persona con silla de ruedas no es discapacitada, empieza a serlo si tú no le pones una rampa, con lo cual se le impide entrar a un edificio. En el país de la Teletón todavía nos resulta más fácil conmovernos 27 horas que hacer trabajos profundos, más estructurales y concretos por la integración. Sueño con que algún día esos colegios que tienen tremendos puntajes en la PSU se peleen a los niños con capacidades especiales. Ojo que hay colegios que cobran más caro por recibir niños con necesidades educativas especiales.

–¿Y qué tan eficiente ha sido el proceso de integración que han tenido algunos colegios?

–Hay algunos ejemplos increíbles de integración como la Institución Teresiana. En ese colegio el currículum es adaptado. No son niños que están haciendo palotes ni que los sacan para las pruebas… O sea, se les enseña de una forma distinta, pero se les exige con la misma rigurosidad. ¡Y los testimonios de sus compañeros! Muchos niños dicen que no entienden qué diferencias hay entre ellos. Eso sí es un ejemplo a seguir. Además, está comprobado que en los colegios donde hay integración existe menos bullying y lejos del temor que tienen muchos padres, no se disminuye el rendimiento académico, sino que se mejora, porque unos niños van ayudando a otros y se crea un mejor clima en la sala.

–A través de la televisión se te vio participando activamente el Día internacional del Síndrome de Down…

–Sí, animé y participé de varias actividades. Y este año todos los canales cubrieron este tema y eso me alegra como país, lo encuentro esperanzador. También me impresiona la cantidad de fundaciones y organizaciones que están trabajando por el bienestar de esos niños. Se están haciendo cosas muy buenas.

–Se te ilumina la cara cuando hablas de eso…

–Es que me emociona la lucha que dan las familias que tienen hijos o hermanos con capacidades diferentes. Me emociona la alegría con que viven junto a esos niños. Porque ¿sabes?, finalmente no estamos hablando de niños con Síndrome de Down, con autismo, sordera, ciegos o en silla de ruedas… estamos hablando de niños. Siento que aún hay mucha ignorancia con respecto a este tema.

–¿Cómo que en televisión más de alguna figura ha utilizado la palabra mongólico para insultar a alguien?

–Sí. Yo creo que debemos tener más conciencia de las palabras que ocupamos. Pretender utilizar como insulto algo que hace referencia a una condición genética me parece extremadamente doloroso. En todo caso, la gente castiga harto eso. También es cierto que muchos de los que dijeron mongólico alguna vez para insultar a alguien después han pedido perdón…

–¿Vas seguir trabajando para conseguir la inclusión?

–Claro. Pero mi aporte es mínimo comparado con el que hacen fundaciones, instituciones, gente que se la juega por completo con este tema. Yo tengo un compromiso con eso y lo voy a seguir teniendo.

–Obviamente que no es sólo una lucha profesional…

–Obvio… para mí es un tema importante. Sí, lo siento como un compromiso personal con Clara, con cada persona con capacidades diferentes y me siento honrada cada vez que puedo ayudar.

“En estos momentos estamos sintiendo una fuerte réplica… Tranquilidad. Es una réplica muy fuerte la que estamos sintiendo. Se produce una sensación de conmoción, de temor… Es muy, muy fuerte. Vamos a buscar un lugar seguro…”. Así se veía y escuchaba por televisión a Mónica Rincón quien relataba el momento exacto en que una réplica de 7,6 grados Richter azotaba al norte de Chile tras el terremoto recién pasado.

En ese momento, lo que Mónica no sabía es que unas horas después esas imágenes captadas producirían una ola de comentarios en las redes sociales y que serían ampliamente reproducidas tanto en Chile como en el extranjero.

A Mónica Rincón su profesión la ha llevado a estar en acontecimientos tan importantes que, tarde o temprano, se trasformarán en históricos. Se acuerda de la muerte de Augusto Pinochet, de la de Hugo Chávez, del 27–F, del último terremoto del norte… “Sé que son cosas importantes para Chile, para el mundo, pero también guardo lindos recuerdos de otro tipo de entrevistas, quizás más humanas. Por ejemplo, a una pastora en el altiplano, que en una cama de piedra había tenido seis hijos, que vivía sola y que cuando llamaba por su nombre a las alpacas, éstas iban hacia ella… y además, les daba leche en mamadera”, comenta.

–¿Cuál es el límite para dar una noticia? Se ha criticado bastante la labor de algunos periodistas por ejemplo en su trabajo por la catástrofe de Valparaíso.

–Los periodistas no somos noticia. La norma debe ser que el periodismo resulte útil, con información veraz, incomode a quien incomode, respetando la dignidad de las personas. Pero claro es fácil juzgar a otros desde la comodidad de la casa... //@revistacosas>

Revista Cosas, Mayo 2014
http://www.cosas.com/entrevistas/7830-monica-rincon-no-pedimos-un-favor-es-un-derecho


domingo, 19 de agosto de 2012

¿Qué es la educación Inclusiva?

Por Isabel Zúñiga

Es un modelo implementado en países desarrollados y recomendado por la UNESCO que beneficia el aprendizaje de niños y niñas con Necesidades Educativas Especiales, a sus compañeros y representa un cambio social de importancia. Es indispensable para ofrecer igualdad de oportunidades.

viernes, 28 de marzo de 2014

Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo 2014

«El Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo no tiene por único objeto generar comprensión; es una llamada a la acción. Insto a todas las partes interesadas a participar en la promoción de los avances prestando apoyo a programas de educación, oportunidades de empleo y otras medidas que ayuden a hacer realidad nuestro ideal común de un mundo más inclusivo.» Mensaje del Secretario General, Ban Ki-moon con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, 2 de abril de 2014

miércoles, 12 de marzo de 2014

Diputados DC ingresan primer proyecto de reforma constitucional de la nueva legislatura

La iniciativa busca garantizar la incorporación, con plenos derechos, de las personas con discapacidad en la Constitución.